Cómo preparar la habitación del bebé

Con la llegada de un miembro más en la familia empezamos a hacer todo tipo de preparativos: comprar ropa para el recién nacido, adquirir la cuna, el carro, el cambiador… Pero todo esto también conlleva una serie de reformas en el hogar, especialmente en el cuarto que irá destinado al ‘peque’. Por eso hoy queremos ayudarte a cómo preparar la habitación del bebé con todo tipo de ideas y trucos.

Contenido relacionado:

 

 Manualidades

Prepara habitación del bebe

  • 2 imprescindibles. Los dos muebles imprescindibles en una habitación de bebé son la cuna y el cambiador. Si tienes que adquirir una cama nueva para este nuevo cuarto, te recomendamos que cojas una cuna con cambiador y cajones que después se puede transformar en una cama de niño simplemente quitando la valla de protección.

Prepara habitación del bebe

  • ¿Armario o cómoda? Si no te viene bien comprar un armario nada más que nazca el bebé puedes optar por una simple cómoda. Ten en cuenta que su ropa va a ocupar muy poco espacio y que hasta que no pasen varios meses no tendrás prendas que haya que colgar. Si por el contrario cuentas ya con un armario para el recién nacido, asegúrate de disponer de baldas y cajones para organizar al máximo su ropa.
  • Organizador de pañales. Muy importante tener los pañales a mano y que éstos estén colocados de forma ordenada. Puedes comprar un organizador de pañales o simplemente tenerlos en una caja bonita o cesta decorada junto al cambiador. Si vas a tener gemelos, te recomiendo que también coloques una pequeña papelera junto al cambiador o cuna.

Prepara habitación del bebe2

  • Variedad de ropa. Es muy importante que a la hora de comprar y organizar la ropa pienses con antelación en la talla y estación del año. Es decir, si va a nacer en septiembre necesitarás ropa de abrigo de 2-3 meses; sin embargo, cuando compres algo de talla 9 meses ya tendrá que ser ligero puesto que comenzará el verano. Coloca las prendas según la época en la que vayas a utilizarlas y te será mucho más cómodo encontrarlas y elegirlas cuando nazca el bebé.
  • Cortinas tupidas y claras. Es importante que en la habitación del bebé haya mucha luz, tanto natural como artificial, pero también es necesario que el cuarto cuente con cortinas. Lo ideal es que pongas una cortina clara en el centro y dos tupidas a los lados. De esta forma, podrás impedir que entre demasiada claridad cuando duerma por el día sin que llegue a despertarse.
  • Pintar la habitación. Y en cuanto a pintar la habitación, es conveniente utilizar tonalidades claras que den más luminosidad al cuarto y que más tarde puedas modificar según vaya creciendo. Si dudas sobre los qué colores elegir, te recomiendo la técnica 60 30 10, cuyas cifras corresponden a porcentajes. De ese modo, podrías utilizar un 60% de blanco o crudo, un 30% de otro más fuerte (como el amarillo) y un 10% de otro más intenso (un verde manzana, un naranja, azul o rosa…)



Facebooktwittergoogle_plusredditpinterest

Comenta con Facebook

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *